Página 1 de 1112345»...Última »

Mi Vida Es Viajar: El portal de viajes que estás buscando

Nace un nuevo portal donde encontrarás toda la información que necesitas para planear tus viajes, vacaciones o escapadas de fin de semana: Mi Vida Es Viajar. Un único lugar donde encontrarás la información más variada tanto de los destinos más importantes tanto en España como en Europa, África, Asia y América.

En Mi Vida Es Viajar encontrarás información sobre aquellos lugares que no debes perderte durante un viaje al extranjero, los principales monumentos que ver en las ciudades, parajes naturales donde relajarse o practicar deportes al aire libre, rutas de senderismo, las mejores playas del mundo o los principales museos internacionales. Desde lo que tienes que ver en Sevilla hasta los lugares donde se pueden practicar deportes de montaña en Argentina. Todo a un solo clic.

Pero la información que puedes encontrar en Mi Vida Es Viajar va mucho más allá ya que también te ayudará a conocer la gastronomía local de aquellos lugares que vas a visitar o, más práctico, a conocer nuevos platos con los que variar tu dieta. De esta manera puedes saber en qué consiste la pizza turca antes de aterrizar en Estambul o cómo se elabora la metaxá griega con la que refrescarte después de una comida.

Mi Vida Es Viajar también está presente en las principales redes sociales para que puedas recibir más información útil e intercambiar opiniones con otros viajeros como tu, te aconsejamos que le des al “Me Gusta” de la página en Facebook, hagas un follow al perfil en Twitter o añadas a tus círculos de Google+. Y si uno te parece poco, siempre puedes seguirnos por los tres canales.

John Barry – The John Dunbar Theme

John Barry Prendergast fue uno de los grandes talentos de la composición musical para el séptimo arte. No sólo escribió las bandas sonoras de doce largometrajes sobre ínclito y seductor agente secreto James Bond, ya que su varita mágica tocó el score de un gran número de propuestas de directores de fama y prestigio reconocidos como Sydney Pollack o John Schlesinger. En 1957 formó su propia agrupación, The John Barry Seven, y en 1990 aparecía firmando el original soundtrack que escojo aquí, el del filme de Kevin Costner Bailando Con Lobos.

Girl – Do Ya Love Me

Combo perdido en los primeros 80 para muchos glam victims, y que únicamente se suele sacar en la conversación cuando alguien pretende referirse al background del Def Leppard Phil Collen o al del L.A. Guns Phil Lewis. Este conjunto inglés, sin embargo, atesora un debut titulado Sheer Greed (1980) que vale la pena tener en la discoteca casera. Su estética iba acorde con los tiempos, mientras que su música era algo más hard rock de lo que se podía esperar de un conjunto británico adscrito al glam rock, aunque sólo fuese de pasada. Se mantuvieron once años en la brecha (se habían fundado en 1978) hasta que comenzaron las deserciones. Aquí les recupero revisando un clásico del cuarteto Kiss.

Matching Mole – Smoke Signal

Un ex Soft Machine facturando uno de los proyectos más interesantes y desconocidos del Reino Unido. Pues sí, así es. Robert Wyatt se lió la manta a la cabeza y terminó dando cuerpo a un conjunto que fusionaba lo progresivo con el jazz desestructurado y totalmente libre de trabas. Su segundo LP, Matching Mole’s Little Red Record, llamó la atención por mostrar en su portada a la banda ataviada como si de un cartel de propaganda de la Rusia comunista se tratase. El disco, en suma, ofrecía los sonidos más bizarros logrados por el combo.

Russ Conway – Sidesaddle

Su verdadero nombre era Trevor Herbert Stanford, un muchacho natural de Bristol que resultó un pianista precoz y miembro del coro de la Bristol Cathedral School. Trabajó durante un tiempo como teclista de acompañamiento para los ensayos del coreógrafo Irving Davies, momento que le valió su salida a la superficie de la primera división tras contactar con Columbia Records –aunque durante dicha etapa únicamente ejercería de músico de sesión para el productor Norman Newell–. Su primer éxito cual Russ Conway no fue otro que el popurrí titulado ‘Party Pops’.

Budgie – Crash Course In Brain Surgery

Este portentoso combo galés fue fichado en los 70 por MCA Records para que pudiesen dar vida en oficialidad a una de esas obras supremas que pocas veces se dan en la escena. En 1971 salía a la calle su LP homónimo, un artefacto rotundo y que casi profetizaba el metal que estaba por llegar. ‘Crash Course In Brain Surgery’, con sus dos minutos y medio de duración, constituyó uno de los más importantes arietes sónicos de los primeros pasos de Budgie. Una fuerza difícil de parar y que a día de hoy sigue considerado como conjunto de culto.

Mika – Lollipop

De Mika se quería que fuese un segundo Robbie Williams, pero él no estaba dispuesto a dejarse dar forma. Su particular mundo de glam pop no estaba hecho para los managers o cazatalentos de cabeza cuadrada. Así, y aunque sus demos eran devueltas pidiendo una mayor concreción y búsqueda final de unas piezas menos entroncadas o arriesgadas, Mika se mantuvo en sus trece… y a la postre salió cual vencedor. A punto de editar su tercer CD de estudio, sus dos discos anteriores han conseguido unas ventas impensables y ya ha recorrido gran parte del mundo llenando pabellones hasta la bandera con cada nueva actuación en directo.

Uriah Heep – Sweet Lorraine

No estamos hablando de un simple tema, ya que para nada lo es. De hecho, en el mismo aparece uno de los solos de Moog más impactantes de la escena art rock 70. Ken Hensley fue el encargado de dar vida a tan magnífico desarrollo de teclado. El corte, compuesto por Mick Box, Gary Thain y el inolvidable vocalista David Byron, alcanzaría el puesto 91 en las listas norteamericanas. Es esta canción una de las piezas que a día de hoy sus fans les siguen pidiendo allá donde actúe el combo.

Deep Purple – Kentucky Woman

Deep Purple toman en 1968, un año después de su factura, una pieza de Neil Diamond y le ofrecen un extra en potencia instrumental. En aquellos días los Purple aún estaban en su mark I, por lo que la voz que se escucha en la grabación incluida en el LP The Book Of Taliesyn es la del cantante Rod Evans. En cualquier caso, esta tonada les acompañaría en directo hasta la entrada de Ian Gillan, que igualmente llegaría a interpretarla sobre las tablas junto a la Púrpura Profunda.

The Vapors – Waiting For The Weekend

Tan divertidos como ácidos o críticos, The Vapors resultó un grupo británico de la new wave que duró poco pero que dejó verdaderos sencillos para el recuerdo. Su primer trabajo es obra obligada. Editado en 1980, y con las posibles guerras nucleares rondando sobre las cabezas de la humanidad, ellos titulan su LP cual guiño al extraño momento vivido aquellos días como New Clear Days. La pronunciación de “new clear” en inglés es igual que la de la palabra “nuclear”.

Página 1 de 1112345»...Última »